|

De niña a mujer: Maternidad a temprana edad

Alrededor de 18.000 menores de 19 años se quedan embarazadas cada año en España. Esta abultada cifra no debería extrañarnos a tenor de otro dato, referente al uso de anticonceptivos, facilitado por el Ministerio de Sanidad: del 25% de adolescentes de entre 15 y 17 años que reconoce tener relaciones sexuales, sólo el 12,7% asegura que utiliza algún método anticonceptivo. La edad de inicio de las relaciones sexuales entre los jóvenes españoles se sitúa, de promedio, en torno a los 16 años para los chicos y los 17 para las chicas.

Según la ONU, unas 15 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años de todo el mundo dan a luz cada año y más de 4,4 millones se someten a un aborto. Sólo el 17% de los adolescentes, según cifras de la ONU, que declara mantener relaciones sexuales utiliza el preservativo.

Con cifras así no es de extrañar que en los últimos años se haya registrado un aumento considerable de los embarazos en adolescentes.

Este incremento se debe, según algunos expertos, a la poca educación sexual que se imparte en colegios e institutos. De hecho, está comprobado que en países en los que se imparte educación sexual en estos centros, la tasa de embarazos en adolescentes es menor. Otra causa es la dificultad en el acceso a los anticonceptivos. “En temas de sexualidad estamos en horas bajas.

En España se imparte poca educación sexual y, salvo excepciones, se hace mal. Como no existe una asignatura para tratar este tema, se está dejando un vacío en una cuestión muy importante. Son edades críticas en las que no se está cubriendo la formación necesaria. Parece que el mensaje para los jóvenes fuera que se buscaran la vida”, explica Pedro Font, director del Instituto de Estudios de la Sexualidad y la Pareja.

Por eso, en los últimos años han surgido los Centros de Planificación Familiar, en los que se ayuda a los jóvenes a resolver sus dudas sobre sexualidad, anticoncepción, enfermedades venéreas, etc. También se han puesto en marcha en cada comunidad autónoma teléfonos de información sexual para resolver todas las dudas.

Tener un hijo es una gran responsabilidad y requiere mucho esfuerzo, afecto y también dinero. Enfrentarse con menos de 20 años a esta noticia es todo un reto. Si hace dos días aún jugabas con muñecas, ahora tendrás que preocuparte de comprárselas a tu hijo. El primer paso es aceptarlo y decidir qué hacer. Una vez tomada la decisión (nada fácil) viene el momento de comunicárselo a la familia y amigos. Unos pensarán que estás loca por tener un hijo tan pronto, otros te compadecerán, pero la mayoría te apoyará y ayudará en todo lo necesario.

Tags:

Participa con tu comentario